Offline
ESTOS SON LOS NUTRIENTES QUE MANTIENEN JOVEN TU CEREBRO
31/05/2024 00:48 en Ciencia

Un nuevo estudio relaciona la velocidad a la que envejece nuestro cerebro con los nutrientes de nuestra dieta

Los investigadores de la Universidad de Illinois y la Universidad de Nebraska-Lincoln han comparado los escáneres cerebrales con la ingesta nutricional de 100 voluntarios de entre 65 y 75 años, buscando conexiones entre determinadas dietas y un envejecimiento cerebral más lento.

Identificaron dos tipos distintos de envejecimiento cerebral, y el más lento se asoció a una ingesta de nutrientes similar a la de la dieta mediterránea, que, según estudios anteriores, es una de las mejores para el organismo.

«Investigamos biomarcadores nutricionales específicos, como los perfiles de ácidos grasos, conocidos en la ciencia de la nutrición por sus posibles beneficios para la salud», explica el neurocientífico Aron Barbey, de la Universidad de Illinois.

«Esto concuerda con el amplio corpus de investigaciones en este campo que demuestran los efectos positivos para la salud de la dieta mediterránea, que hace hincapié en los alimentos ricos en estos nutrientes beneficiosos».

PESCADO, ACEITE DE OLIVA, ESPINACAS, ALMENDRAS Y ZANAHORIAS

Es importante destacar que los investigadores no confiaron en que los participantes en el estudio informaran sobre sus dietas. En su lugar, analizaron muestras de sangre en busca de biomarcadores de nutrientes: pruebas científicas sólidas de lo que estos ancianos comían y bebían.

Los ácidos grasos, como los del pescado y el aceite de oliva, y antioxidantes como la vitamina E, presente en las espinacas y las almendras, se encontraban entre los biomarcadores beneficiosos identificados, así como los carotenoides, pigmentos vegetales presentes en las zanahorias y la calabaza que, según se ha comprobado, reducen la inflamación del organismo y protegen las células de posibles daños. Otro biomarcador beneficioso asociado a un envejecimiento más lento en esta investigación fue la colina, contenida en altas concentraciones en las yemas de huevo, las vísceras y la soja cruda.

Los investigadores evaluaron el envejecimiento cerebral mediante resonancias magnéticas y evaluaciones cognitivas. Este par de enfoques ofreció una imagen de la agilidad mental práctica junto con los detalles más sutiles de la configuración neuronal.

«Esto nos permite construir una comprensión más sólida de la relación entre estos factores», dice Barbey.

«Examinamos simultáneamente la estructura, la función y el metabolismo del cerebro, demostrando una relación directa entre estas propiedades cerebrales y las capacidades cognitivas».

Cada vez hay más pruebas de que la nutrición desempeña un papel importante en el envejecimiento del cerebro, y cada nuevo estudio ayuda a comprender mejor que nuestro cerebro está estrechamente relacionado con todas las demás partes y funciones del cuerpo.

Esta investigación sólo captó una instantánea en el tiempo y no es lo bastante exhaustiva como para demostrar la relación causa-efecto. Sin embargo, un estudio realizado en 2023 llegó a conclusiones similares, ya que realizó un seguimiento de los participantes durante 12 años y también halló una relación entre la dieta mediterránea y un menor deterioro cognitivo.

A continuación, el equipo quiere analizar ensayos clínicos a lo largo de un periodo de tiempo significativo para ver cómo la dieta y la nutrición pueden afectar al envejecimiento cerebral. Es posible que unos simples retoques en la alimentación ayuden a reducir el riesgo de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

«El presente estudio identifica patrones particulares de biomarcadores nutricionales que son prometedores y presentan asociaciones favorables con medidas de rendimiento cognitivo y salud cerebral», afirma Barbey.

COMENTARIOS
¡Comentario enviado exitosamente!